EL MAL HUMOR

Estaba esta tarde viendo la televisión y las noticias que estaban dando, todas relacionadas con la violencia. Desde hace un tiempo a esta parte no se qué está pasando por la mente del ser humano que la violencia parece ser la única salida para cualquier tipo de problema, ya sea a nivel vecinal o de la propia familia. Yo no sé si ésto tiene que ver con la falta de comunicación a todos los niveles empezando por la propia familia; todos vivimos muy deprisa y no tenemos un solo momento para dialogar. Los padres con eso de que los dos trabajan no tienen tiempo para sus hijos, no saben qué hacen;para que no les den mucha lata los tienen realizando actividades extraescolares durante toda la semana y así cuando llegan a casa, están tan cansados que no les apetecerá otra cosa que no sea irse a la cama. con los cual los padres quedan tranquilos. Puede ser este desentendimiento hacia la juventud, el que haya tanta violencia juvenil y lo que estén intentando sea llamar la atención.
Si observamos un poco detenidamente a las personas que nos rodean sus facciones por lo general suelen estar casi siempre crispadas, como si estuviesen enfadados con el mundo, si entras a cualquer sitio y se te ocurre decir buenos días, buenas tardes o buenas noches lo más probable es que no te miren y si lo hacen te miran con cara de perro buldog, con lo que la sensación de ridiculo te come, pero esto es lo que a mí por lo menos me enseñaron mis padres, y les estoy muy agradecidos por la educación que me dieron.
Si nos paráramos un poquio a pensar que no hace daño, al contrario revitaliza el cerebro, las neuronas, nos daríamos cuenta que perder unos minutos al día para reflexionar del por qué vamos con estas prisas que no llevan a ningún lado, solo a caer enfermos, nos daríamos cuenta que vale la pena hablar, dialogar, aunque a veces sea por temas que no tienen ninguna trascendencia, pero recobraríamos esa antigua costumbre de hablar mientras comemos siempre y cuando procuremos realizarlo  todos juntos ya que ésa, es otra de las tradicciones que se han ido perdiendo y las casas más que habitadas por una familia, parece un hotel en el que cada uno va a lo suyo y poco se preocupa por los otros miembros.
Yo creo que por lo mañana cuando nos levantamos deberíamos tomar la costumbre de intentar ir cada día poquito a poco recobrando esas costumbres que han ido perdiéndose u olvdándose ya que así nos sentiremos mejor con nosotros mismos y por consiguiente con todo ser viviente que nos rodea, ya sean personas, animales o vegetales; aunque esto último parece broma, no lo es ya que cuando estamos enfadados por regla general si tenemos perro o cualquier otro animal de compañía es él el primero en pagar los platos rotos, si estamos en la calle no dará igual pisar una planta o incluso arrancarla. Por eso pienso que es bueno de vez en cuando hablar con nosotros mismos y hacer un análisis de conciencia y procurar ser todos los días un poquito más feliz y a su vez hacer felices a los demás
Aproecho para desear a todos un buen fin de semana.
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s