LUGAR IDILICO DE VERANEO

A finales de mes sobre el 28 de junio tengo previsto trasladarme para pasar el verano a un apartamento que tengo en la playa. El sitio es ideal, se encuentra a 10 minutos de la ciudad con lo que no tengo ningún problema para ir y venir del trabajo, pero al mismo tiempo cuando estás allí parece que estás a miles de kilómetros de cualquier lugar bulliciosoEl lugar se llama Playa Chica y como su nombre indica, la playa no es que sea muy grande, pero está perfecta para poder pasear y jugar en la arena, esa arena negra que cuando hay luna llena se refleja en ella.Cuando estoy en Playa Chica, mi vida se modifica radicalmente ya que todo el estres que pueda tener acumulado después de la jornada, radicalmente desparece ya que lo que suelo hacer como si fuera una rutina es nada más llear cambiarme y bajar a darme un baño para relajarme, a continuación subo para comer, descanso un poco y cuando empieza a caer la tarde, cuando está ese sol que notas que calienta tu piel pero que no te quema cojo un libro y me bajo a los jardines para leer un poco mientras se despeja la playa de bañistas y visitantes.Cuando definitivamente se ha ido toda persona que no pertenece a la urbanización, ya es cuando dejo el libro y bajo a la orilla de la playa a caminar con el agua llegándome a las rodillas, respirando el yodo marino y el oxígeno puro. Caminando puedo estar en un principio como dos horas recorriendo de lado a lado la playa, cuando ya estoy un poco cansada voy parando hasta pararme del todo y si todavía es de día me doy un baño relajante a la caida de la tarde y casi llegando la noche, (es una maravilla). Después subo y al rato vuelvo a bajar para volver a leer, sobre todo caminar y esporádicamente únirme a las tertulias de por la noche con el resto de vecinos, ya que como buena gata me gusta campar a mis anchas, luego la mayor parte de las veces me vuelvo a la orilla del mar para empezar de nuevo a caminar y así otras dos horas.Posteriormente subo, ceno, veo televisión un rato y hasta mañana a las 6 de la mañana que empieza un nuevo día.Por las mañanas antes de irme a trabajar me gusta asomarme a la ventana y ver amanecer, salir el sol por el horizonte y a su vez los pescadores dirigirse a su punto para empezar su faena. Luego ya me marcho al trabajo para empezar un nuevo día laboral. Aparte de la playa la urbanización tiene unas pistas de tenis y frontón, así como balonmano y baloncesto, es decir que si uno quiere no se aburre lo más mínimo y esa es mi intención si Dios quiere, disfrutar y descansar durante los tres meses que dura el verano.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s