mirando al mar pensé

 
Mirando al mar siempre pienso cuan inmenso y profundo es el mismo,
tan profundo y misterioso como puede llegar a ser en ocasiones
el ser humano.
 
Tanto el mar como el ser humano son bastante impredecibles, no sabes
por dónde van a salir y ni qué van a hacer en un momento determinado
Al igual que el mar, el ser humano puede estar muy tranquilo o en apariencia
estar muy tranquilo y llevar por dentro, en sus profundidades, un auténtico
volcan en erupción que estala de repente y coge a todo el mundo a traspie.
 
Si pudiésemos meternos en los más recóndito del ser humano, veríamos que
al igual que pasa con los abismos marinos, el ser humano esconde una serie
de recovecos con sus misterios que nunca hubiésemos pensado que estaban
ahi.
 
Cuando camino por la playa a la caida de la tarde o a primeras horas de la mañana
cuando todo está todavía tranquilo y no se escucha practicamente una mosca,
me pongo a mirar hacia el horizonte, hacia esa línea donde se junta o parece juntarse
el cielo con el mar y me quedo absorta observando su grandeza, majestuosidad,sosiego
pero sabiendo que tras ese aspecto apacible, relajado y sosegado, esconde bajo su
superficie todo un mundo que se agita, estremece y agita, removiendo todo su interior
y que en algunas ocasiones es tanta la convulsión que tiene que inunda otros terrenos,
parcelas como le pasa en ocasiones al ser humano, que tras su supuesta tranquilidad,
sosiega y felicidad, se esconden todas unas turbulencias que en ocasiones estallan inva-
diendo el espacio del vecino, de ese ser con quien conive y llega a acaparar todo de tal
forma que hasta la propia vida le arrebata.
 
Por eso cuando miro al mar y al ser humano, pienso cuan parecidos son y al mismo
tiempo que diferentes también.
Tanto el uno como el otro son impredecibles, y si me apuran es más fácil prevenir las
reacones del mar que las del hombre y eso si que me da miedo en verdad.
 
Todo esto que expongo no tienen ninguna base, solo son algunos de mis pensamientos
cuando observo el mundo y el ser humano.
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a mirando al mar pensé

  1. javi dijo:

    hace poquito,senti la necesidad de desconectarme de todo…,busque al mar me sente frente a el y le expuse mi situacion,con cada ola me tajo un mensaje personal el cual guardo dentro de mi,derrame lagrimas….el me vio llorar y reir en minutos.hoy para mi el mar es mi segundo refugio.bessitosss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s