AÑORANZA

 
 
 
 
 
 
                                         
 
 
 
 
Todos sentimos añoranzas, añoranzas de un pasado cercano o lejano, de una vida mejor en la que cada dia veia salir el sol con alegria e ilusión, Añoranza de ese amor que un dia de tí se alejó, que
lo viste partir y con una lagrima en los ojos, se volvio para dandote un beso en el aire, decirte adios.
 
Hay momentos en que nos paramos a pensar, que hacemos un descanso en nuestro correr diario, de casa al trabajo, vuelta a casa, a buscar a los hijos al colegio, vuelta a casa a realizar las tareas con ellos, preparar la cena en su momento y cuand al final de la jornada te das cuenta, ves que de ti, de tus deseos, esperanzas y anhelos, nadie ni siquiera tu se ha dado cuenta.
 
Pero es justo en ese momento de la noche, cuando todo es silencio, paz, sosiego y tranquilidad cuando mirando a lo mejor por la ventana, al horizonte a la negrura de la noche, cuando te pones a pensar en ¿"que´´? tu vida se convertira", sientes que te falta algo, al principio no sabes que es, pero según vas pensando te das cuenta que añoras la palabra "QUERER", mas que una palabra es un verbo que nunca te han vuelto a decir desde el dia en que él se fue, y te pones a pensar ¿cuánto tiempo hace ya?, y de repente te das cuenta de que ha pasado una eternidad"" 35 años ", ¡ vaya una barvaridad! y  te das cuenta que desde ese momento, nunca  nadie te ha vuelto a decir  "CUANTO TE QUIERO", parece una tonteria, pero sientes que la necesitas, que en si misma te da vida, te gusta oirla, que te la digan, pero a su vez, como eres realista, sabes que solo la oiras cuando te la diga tu hija. Que bonito suena en los labios de una niña y la coges, la abrazas y la besas en sus mejillas, y ella abrazada a ti te dice "mami, te quiero…..", y la vuelves a besar y a continuación dejas que se vaya y asi evitas que tus lagrimas vea por tus mejillas resbalar.
 
Tu la quieres, la adoras, pero sabes que no es suficiente con su querer, pero es lo que tienes, lo que tendras y te tendras que amoldar y si en alguna ocasión quieres sentirte querida, solo tienes que volver al pasado y añorando aquellas manos de tu ser amado, recuerdas cuando paseando cogidos de a mano, de repente te daba un beso en la mejilla y bajito solo a ti te lo decia " te quiero" y tu solo lo mirabas y sonreias y él con ese simple gesto sabia que también lo querias.
 
Que bellos momentos vividos con tanta alegria, pero el destino que siempre esta ahí para ponerte a prueba, te quiso alejar de él, mandalole lejos, a otras tierras, y nunca mas volviste a saber de él, solo una carta te llegó en la que te hablaba de su querer y de cuanto te amo. Pero como el destino no es solo de los dos, vuestros caminos se separaron y ahora lo unico que te queda es la AÑORANZA de su amor,
 
Cruel destino, que a sabiendas de lo mucho que lo has querido , amado y añorado, y que por muchos años que pasen nunca podras olvidarlo, nunca podras estar a su lado, ya que a otro amor
él se ha entregado, y aunque desgraciado porque te lo ha contado, sigue a  ella atado por no hacerla daño y prefiere sufrir recordándote en el espacio y mirando a las estrellas en la noche de luna llena antes de faltar a su palabra sin saber que tu sufres su falta, lo añoras y solo te queda dejar pasar los dias ,las semanas, los meses y los años solo añorando sus manos, su besos y pensando que algun dia, ilusamente pensando, estaras de nuevo a su lado.
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a AÑORANZA

  1. TEANED dijo:

    Hola guapísima!!!! cuantas veces sentimos añoranzas de un pasado, de lo que pudo ser y no fue…..pero tenemos que mirar la vida de frente e irle dando capotes a todo cuanto se nos presente, para intentar ser felices. Pensar que las cosas siempre pasan por algo,y seguir luchando con garras y dientes por los hijos, pero sobre todo por nosotros mismos, para intentar llegar a eso que queremos o deseamos.Que la vida te sonría amiga.Muchos besos.

  2. SoLLuna dijo:

    Días que acaban, días que comienzan, el tiempo es como una larga cadena cuando va atado a la ausencia, cada día es otro eslabón menos, un poco de distancia ganada, pero al mismo tiempo es una longitud demasiado extensa para recorrer sólo con recuerdos y sensaciones usadas, y a veces se amotina la razón que no encuentra respuestas a la lejanía y te sientes perdida lejos de los brazos que fueron y son tu refugio…Saludos M.J. mucho tiempo sin tu visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s